Sin categoría

Aegina (Grecia). Final de la aventura: Día 10

¡He vuelto!

Hoy quiero terminar el viaje de los 10 días. Sí, ¡la aventura se termina!. Y como este post va a ser cortito, compartiré un par de cosillas más antes de dar comienzo a otro viaje. Aegina (Grecia) fue nuestro último destino de este viaje.

AEGINA (GRECIA)

Cómo llegar

Fue una excursión un poquito improvisada, pero la verdad, mereció la pena.

Decidimos ir a Aegina porque era una de las islas cercanas a Atenas y no necesitábamos tantas horas para ir y volver, como para otras islas. Así que se convirtió en una buena opción.

Para llegar, obviamente tuvimos que ir en barco. Para ellos nos bajamos en la parada de metro Piroeus de la línea 1, que es donde se encuentra el puerto de Atenas (ver post anterior aquí). 

Y una vez en el puerto, nos encontramos con una gran cantidad de oficinas de venta de billetes para los ferries. El caso es que nosotros no teníamos muy claro cuáles iban a Aegina, pero preguntando se sabe todo.

Al final el precio del ticket por persona, de ida y vuelta, nos salió a 17 € y el trayecto duró 2 horas. No hay precio especial para los estudiantes europeos, sólo para los estudiantes griegos.

 

Aegina

Una vez en la isla, estuvimos barajando diferentes opciones para ver cosas y visitar playas, y lo cierto es que la mejor forma era ir en moto. 

Con seguridad, nos recorrimos la mitad de la isla en un día. Hicimos pequeñas paradas en los pequeños pueblos que nos íbamos encontrando, y en las playas. 

Puede que no sea una de las islas más turísticas del país como lo son Santorini, Mikonos o Rodas, pero para desconectar un poco de la capital, está perfectamente.

Además, comer allí es muy barato: los gyros seguían estando a la orden del día en nuestro menú. Y el precio, tan aceptable como siempre.

Para conocer un poquito más acerca de la isla, no dudéis en buscar en la web, hay cosas muy interesantes que ver, aunque nosotros fuésemos de relax. 

 

Y como ya os comentaba al principio del post, no había mucho que contar de esta pequeña isla. Pero como resultado de este gran viaje, parte de las personas del grupo que éramos durante la aventura, montaron el vídeo del aftermovie del viaje. ¡Y aquí lo tenéis!

 

Y antes de terminar, os comento que en el próximo post empezaré a hablaros del viaje a Japón, ¡concretamente Tokio! Por supuesto, con todos los detalles del viaje, consejos e información de utilidad.

Será al estilo de cuaderno de bitácora, ya que cada día lo planeábamos esa misma mañana, y hay un montón de cosas que ver y detalles a tener en cuenta. Espero que de esta forma el viaje quede publicado de una forma un poquito más ordenada.

Hasta entonces, ¡disfrutad del fin de semana!

 

erasmusmente, felizmente, mediterraneamente, adriáticamente

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: