europa

Antes del viaje (road trip): Día 0

¡Hola a todos una semana más!

Antes de empezar con el viaje en sí, tenéis que saber algunas cosillas a tener en cuenta cuando vais a viajar durante tanto tiempo. Así que, hoy os traigo los preparativos que hicimos antes del viaje (road trip) por los cuatro países que íbamos a visitar. ¡Vamos a ello!.

 

El viaje: organizando ideas

En mi caso, reconozco que llevábamos varios meses con la idea en la cabeza de hacer un viaje largo,  y que algunos países como Croacia y Grecia, no son tan baratos de visitar en verano desde España ya que los precios de los billetes de avión, se ponen por las nubes. Sin embargo desde Hungría, era una muy buena ocasión para conocer la costa adriática.

Tengo que reconocer que no nos pusimos en serio a organizar algo del viaje hasta que no quedaron poco más de dos semanas para irnos.

Lo que sí teníamos claro era el recorrido: Croacia, Eslovenia, Bosnia y Grecia.

Cuando llegó mayo, nos pusimos un poquito más en serio a mirar bien dónde queríamos parar, hacer noche, cómo íbamos a movernos y todas esas cosas. Al final nos acabamos decidiendo por Ljubljana, Zagreb, Zadar, Split, Trsteno, Dubrovnik, Lagos de Plitvice, Neum, Atenas y Aegina.

 

Primeros billetes: Avión y bus

Cuando llegó marzo, compramos los billetes de avión en cuanto vimos buenos precios. En total, los billetes de avión fueron los siguientes (precio por billete por persona):

  • Dubrovnik (HR) – Roma (IT): por 34€
  • Roma (IT) – Atenas (GR): por 23€
  • Atenas (GR) – Budapest (HU): por 60€

Sobre cómo llegar a Croacia, estuvimos mirando varias opciones: tren, bus y avión. Y al final, nos decantamos por ir en autobús. El precio por persona fue de 15€ desde Budapest (HU) hasta Zagreb (HR).

Los billetes de avión los encontramos por Skyscanner (como no) y los billetes de bus por Orange Ways.

En el caso de que queráis ver las diferente opciones que tenéis para ir de una ciudad a otra, o de un país a otro, os recomiendo Rome2Rio, una web muy útil y práctica para este tipo de viajes.

 

Croacia en coche. LA MEJOR OPCIÓN

Aunque puede sonar un poco locura, la verdad es que alquilar un coche fue una de las mejores decisiones que tomamos para todo el viaje: éramos cinco personas con carné de conducir y salía mucho más barato que movernos en bus o tren dentro de Croacia. Además, nos daba mucha más libertad.

Bueno… Decidimos movernos en coche, pero no pudimos elegir muy bien cual. Si bien con el coche nos pasaron muchas cosas (anécdotas que ya conoceréis, nada catastrófico, tranquilos, ¡seguimos vivos! somos conductores de primera), sucedieron incluso antes de empezar el viaje.

Una calurosa tarde de mayo, en la residencia en la que vivíamos durante el Erasmus, estuvimos mirando billetes de buses, alojamientos, y el alquiler del coche. Teníamos en mente un coche pequeño (no demasiado), no muy caro, diesel y con GPS.

Era una idea. Y digo era porque mirando las características de los coches, la web decidió hacer la reserva por nosotros y nos agenció un Volkswagen Polo de 4 puertas, gasolina y con GPS.

Como veis, no pudimos decir que no ante semejante gesto. En fin, que nos encontramos con un VW Polo esperándonos en Zagreb.

Lo alquilamos por la web Sixt, y fue por 5 días (del 6 de al 11 de junio). El precio por persona, sólo del alquiler del coche, fue de 50€ los cinco días.

Equipaje, el eterno dilema

Os diré que lo bueno de viajar en avión por ese precio es, que si no quieres pagar más, tienes que llevar una maleta de cabina y que tienes que mirar a ver cómo organizas todo para llevar lo que quieras.

Durante todo el Erasmus, nos vimos en situaciones similares, y como consecuencia aprendimos a organizar una maleta para cualquier cantidad de días, como auténticos profesionales.

Al final, se acabó haciendo popular la marca de maletas American Tourister entre el grupo Erasmus. Para este viaje, utilizamos maletas de cabina de esta marca (rígidas y semirrígidas) con medidas de 55x45x25, el máximo permitido en cabina.

Además, como nos movimos en coche, no tuvimos problemas para movernos con ellas.

Os dejo una pequeña lista de lo que fue mi equipaje para esos días:

  • 4 pantalones cortos (fueron más que suficientes).
  • 6 camisetas (pueden ser las que queráis, pero sin abusar) también fueron suficientes. Un truco para tener más espacio en la maleta es doblarlas de forma normal, y después enrollarlas. Ganaréis espacio y si lo hacéis correctamente, no se arrugará apenas.
  • Un pantalón largo, una chaqueta y un pañuelo (siempre puede refrescar durante el viaje, y estas cosas nunca sobran)
  • Ropa interior, obviamente.
  • Toalla de playa y bañadores/bikinis. Si veis que la toalla de playa os ocupa mucho espacio, siempre podéis llevar una toalla pequeña de secado rápido.
  • Calzado cómodo: deportivas, sandalias y chanclas de playa.
  • Recordad que en las maletas de mano no se puede llevar ningún líquido superior a 100ml por bote: Champú, gel, colonia, crema para el sol (máximo factor de protección posible disponible en 100ml. Con la salud de la piel no se juega) y crema hidratante. En cuanto al desodorante, tiene que ser en roll-on.
  • Peine, y cepillo y pasta de dientes.
  • Cámara de fotos pequeña con su cargador, y cargador del móvil.
  • TODOS LOS BILLETES IMPRESOS.
  • Saco/riñonera/bolso extra.
  • OPCIONAL: Secador, planchas para el pelo, maquillaje, cámara de fotos reflex, antifaz, tapones, sombrero (se pueden comprar durante el viaje)

Os dejo a continuación unas fotos de lo que sería el neceser y el bolso de mano.

Alojamiento

Otra de las cosas importantes fue el alojamiento.

De hecho, empezamos buscando habitaciones en hostels, ya que se supone que sale más rentable dormir en un hostel que en cualquier otro tipo de alojamiento. Y lo cierto es que en todos los hostels que miramos, la noche por persona no bajaba de 15€, así fuimos directamente a la web de alquiler de apartamentos por noches, Airbnb.

En Airbnb pudimos encontrar pisos muy bien situados y por un precio bastante bueno. Aunque os iré diciendo en los próximos posts por cuánto nos salió el alojamiento por persona en cada sitio, os digo ahora que fue la mitad de precio del alojamiento en un hostel por 10 días. 

NOTA: Si es la primera vez que viajáis con Airbnb, ¡haced click aquí para tener un descuento de 23€!

 

 

Con toda esta cantidad de información, me despido de vosotros hasta el próximo post, ¡que será dentro de una semana! explicando ya el primer día de #10days4countries1polo

Y recordad, proteger la piel el verano es tan importante como disfrutar de las vacaciones. Antes de salir de casa, echaros crema del sol de alta protección para evitar quemaros. Repetirlo cada dos horas es lo ideal para no parecer cangrejos al final del viaje. Y sí, el factor 50 también deja que nos pongamos morenos (VERÍDICO).

Además, con la cantidad de protectores solares que hay hoy en día (crema en bote, en spray, en barra, aceite de factor 30…) ya no hay excusa. Porque, como dice mi madre, piel no hay más que una y hay que cuidarla.

¡Hasta la próxima!

 

erasmusmente, felizmente, mediterraneamente

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: