europa,  portugal

Batalha (Portugal): Día 7

¡Desconexión total! 

Hoy os traigo cómo salimos de Lisboa para descansar durante un par de días en la playa. Y mientras nos dirigimos a Figueira da Foz, donde pasamos un par de días entre la arena y el mar (mejor dicho, océano), hicimos una parada en una pequeña ciudad. Disfrutamos de un día en Batalha (Portugal).

Día 7: Batalha (Portugal)

Historia de Batalha

Esta villa se fundó a finales del siglo XIV, justo después de la victoria en la Batalla de Aljubarrota. En esta batalla luchó Portugal contra Castilla.

Destaca principalmente este hecho, y con su fundación, se construyó el Monasterio de Batalha, declarado hoy en día como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1983.

 

Monasterio de Batalha

Como ya os he dicho antes, fue construido el mismo año que se creó la ciudad, en honor a la Virgen María por la victoria de las tropas portuguesas.

Para su construcción se necesitaron más de 200 años, datando su finalización a principios del siglo XVI. Semejante obra fue diseñada principalmente por 7 arquitectos: Alfonso Domingues, David Huguet, Fernão de Évora, Mateus Fernandes el Viejo, Mateus Fernandes (hijo), Juan del Castillo, y Luis Mouzinho de Albuquerque.

Sufrió daños por el terremoto de Lisboa de 1755, pero peores fueron los daños provocados por las tropas de Napoleón, que llegaron a quemar el edificio después de saquearlo.

Tras las restauraciones posteriores, el monasterio se dio a conocer por toda Europa, y en los años 80 del siglo pasado, se convierte en museo.

Para acceder al interior, hay que pagar: el precio por persona es de 6€, para un estudiante es de 3€, para mayores de 65 años es de 3€ y para menores de 12 años es gratis.

Dentro del monasterio podéis presenciar el cambio de guardia en la tumba del Soldado Desconocido, cada hora a en punto.

 

Comer en Hotel Lis Batalha

Aunque para mí era la primera vez que visitaba esta ciudad (como todas las del viaje), era todo lo contrario para mi padre. Ya sabía dónde se puede comer muy bien en Batalha. Así que fuimos directos al restaurante del Hotel Lis Batalha. Si queréis saber un poquito más de este local, os dejo más información aquí.

De entre todas las cosas que había para elegir, acabamos pidiendo bacalao, que estaba riquísimo, y de postre, algo dulce.

En lo referente al precio no os puedo decir nada. Durante los últimos días de viaje, apenas apunté precios de comidas, cenas y similares. Había cansancio acumulado y menos mal que por fin estábamos muy cerquita de la playa para descansar.

 

Al final llegamos a Figueira da Foz casi para la hora de cenar. Desde Batalha tardamos cerca de una hora en llegar, en coche.

Y antes de despedirme, os adelanto que probablemente durante las próximas semanas no haya posts ni similares. Lo cierto es que me voy de prácticas Erasmus+ a Budapest (Hungría) y no sé cuánto tiempo libre voy a tener allí. De hecho, tenía pensado empezar un canal de YouTube, pero la idea sigue en proceso de incubación.

¡Nos vemos pronto!

 

Obrigada!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: