europa,  portugal

Figueira da Foz (Portugal): Días 8 y 9

¡He vuelto! ¡POR FIN!

Seguro que estaréis pensando: ¿en serio? ¿un parón de 3 meses? 

Pues sí. Y lo siento muchísimo. Lo cierto es que tenía pensando escribir semanalmente en Budapest, pero ya sabéis: verano, trabajo, capital europea con un montón de cosas que hacer… Misión imposible.

Pero ya estoy de vuelta, y aunque me muero de ganas por contaros todo sobre Budapest y Hungría, primero quiero acabar los dos últimos días del viaje familiar a Portugal del verano pasado (qué lejos queda eso…) ¿Ultima parada? Figueira da Foz.

 

Días 8 y 9: Figueira da Foz (Portugal)

Playa en Figueira da Foz

Digamos que fue el lugar estrella de esos días. 

Ya que en verano apenas fuimos a la playa hasta ese momento, pasamos gran parte del tiempo en Figueira da Foz, en la playa. 

¡Y qué playa!

Eso sí, se notaba que el agua era del océano atlántico, porque estaba muy fría. 

 

Alojamiento

Para los dos días y tres noches que estuvimos en esta pequeña ciudad portuguesa, nos alojamos en uno de los hoteles que se encuentra a pie de playa. La verdad es que hay poquitos, así que . El nombre de éste es Eurostars Oasis Plaza.

Podéis realizar una reserva desde Booking.com, Expedia, Hotels.com, o TripAdvisor entre otros. Y por supuesto, desde su propia página web.

La verdad es que por el precio al que está la habitación, y la calidad del servicio, merece muchísimo la pena. De hecho, dentro del hotel, en las últimas plantas del edificio, hay gimnasio y piscina.

Y las vistas son impresionantes.

 

Ocio

La verdad es que cuando más ambiente había era por la noche. 

De hecho, durante la primera noche, encontramos una feria de libros, artesanía y productos naturales cerca del paseo marítimo. Así que, aunque cueste creerlo, pasamos cerca de una hora y media allí, y al final acabamos comprando ¡sal con tomate y limón! Es algo muy curioso, porque es sal con pequeños trocitos de limón o tomate seco, y cuando la usas para cocinar, se nota el sabor en la comida. 

La segunda noche, dimos casualmente con un desfile de carnaval que recorría el paseo marítimo. Desafortunadamente, la cámara del móvil no era la mejor para grabar el momento, así que no puedo compartir con vosotros fotos de los originales disfraces que lucían. 

¡La verdad es que merecía muchísimo la pena!

 

Como podéis ver, los dos últimos días de viaje fueron de lo más relajado en comparación con los anteriores en Lisboa y Sintra. Y el viaje de vuelta a España fue de lo más tranquilo, aunque ya podéis imaginar que sin ninguna gana de volver a casa. Reconozco que me hubiera gustado conocer más ciudades y rincones de Portugal.

¡Pero no pasa nada! Así tengo un motivo más para volver de viaje a nuestro país vecino. 

La semana que viene podréis empezar a leer los post acerca de vivir en Budapest (Hungría). Habrá una pestaña en el blog llamada Livin’ Budapest, en la cual podréis encontrar secciones secundarias donde os iré contando cada detalle y aspecto de vivir en la capital húngara.

¡Nos vemos pronto!

 

Obrigada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: