asia

¡Tokio en 6 días!: Antes del viaje

¡Bienvenidos a la mitad de agosto!

Lo cierto es que hasta entonces, quiero compartir con vosotros todos y cada uno de los días del viaje a Japón que hice a finales del mes pasado. En serio ¡fue increíble!

Para nada me esperaba Tokio tal cual es. Siendo sincera, no sabía qué esperar de la ciudad más poblada del mundo (más de 30 millones de personas viven en ella). Y como supongo que no fui la primera en sentirme así, y tampoco la última, en este post os empezaré a comentar aspectos importantes a tener en cuenta antes del viaje, y consejos.

En el próximo post os comenzaré a contar todo día a día.

¡Comenzamos!

 

Los vuelos

Es lo más importante a tener en cuenta.

Nunca había planeado ir a Japón. De hecho es que ni estaba en mi lista de países por visitar. Pero un día, a principios de diciembre, la persona con la que iría de viaje, me dice que ha salido una tarifa error (para saber más de estas tarifas, click aquí) por parte de Expedia Japón con Turkish Airlines desde Budapest a Tokio, ida y vuelta, una semana.

El precio por persona, ida y vuelta: 230€. UNA GANGA

Y mala suerte la mía, que subió el precio entre que pensaba qué hacer. en comparación con lo que sería el precio estándar desde Madrid a Tokio, el vuelo desde Budapest me salió barato, por unos 300€ (¡lo que hace ahorrar!). Así que ¡a Tokio!

Además, incluso con los vuelos de ida y vuelta desde Madrid a Budapest, seguía saliendo a mitad de precio que salir desde España con precio normal. Y reconozco que tantas horas de viaje en un avión con escala en Turquía, sola, como que no me llamaba la atención. Mejor acompañada.

 

Pasaporte y visado

Una de las cosas más cómodas del viaje es que no hay que preocuparse por ningún visado o similar.

Los españoles no necesitamos mandar el pasaporte a dicho país para que nos peguen el visado en él y poder acceder como turistas, pagando por ello (como es el caso de Rusia o USA). ¡La gran ventaja del acuerdo de Schengen!

Lo único que tenéis que hacer es llevar el pasaporte en regla. Y os recomiendo que lo llevéis con tiempo suficiente hasta que caduque. Quiero decir, que no caduque al mes de iros de viaje. Ya que un turista puede estar en Tokio como tal, hasta 90 días (o 3 meses).

 

Alojamiento

Nos encontramos con que Tokio es una de las ciudades con el suelo más caro del mundo. Millones de personas viviendo en una ciudad, en una isla, que no tiene mucho espacio para tanta gente, es algo comprensible.

Leí que los viajeros que habían ido de hotel recomendaban contratarlo con bastante antelación. Estamos hablando de más de 3 meses de antelación.

Nosotros, que íbamos a lo barato pero con comodidad, estuvimos barajando dos opciones:

Los hostels se suben muchísimo de precio si se compara con un piso (hablamos de unos 18€ por persona la noche), la mayoría son habitaciones cápsula y no pueden dormir hombres y mujeres en el mismo edificio o habitación.

Los apartamentos, que nos resultó parecer la opción más rentable, tampoco son lo más barato del mundo. Los hay por 40€ la noche dos personas (y estamos hablando de los baratos y habitables), pero la adrenalina nos gusta más y esperamos hasta abril para buscar alojamiento. ¡A la aventura!

Aún así, tuvimos suerte de encontrar uno en pleno centro de Shinjuku (barrio con mucha vida en el centro de Tokio) por poco más de 150€ por persona las 6 noches que estaríamos. Recurrimos como siempre a Airbnb

Por noche, el alojamiento por persona salió a 30€. Parece caro en comparación con los hostels. Pero al menos teníamos habitación, cocina y baño propios, al igual que utensilios de baño, cama doble, aire acondicionado y espacio suficiente para dejar todo el equipaje.

Eso sí, no penséis que en Japón las casas son enormes. Hay tanta población, que se acostumbra a construir apartamentos muy pequeños porque no hay espacio. Este era el nuestro, y como veis, de lo más pequeñito.

Si queréis un descuento de 20€ en vuestro primer viaje con Airbnb, os dejo aquí el link.

 

Equipaje

Lo primero que se debe de tener en cuenta son las medidas máximas permitidas en el equipaje de mano por la aerolínea con la que voléis.

Normalmente al tratarse de un viaje a la otra punta del mundo, suele incluirse una maleta facturada por billete.

Pero siendo realistas: en Tokio hay poco espacio para maletas grandes. Una maleta de cabina es más que suficiente para una semana (en verano. En invierno es otro cantar), e incluso llega a ser un poco incordio.

En nuestro apartamento no teníamos armarios, ni cajones grandes. La maleta y la mochila de excursión estaban a un lado del apartamento-habitación porque no había mucho más espacio. De hecho, por lo que tengo entendido, eso debe ser lo normal.

Las mochilas de excursión os las recomiendo mucho más que las maletas de cabina: se adaptan a cualquier espacio, y no tienes que estar preocupándote de no pisar a nadie en el metro.

Y por supuesto, recordad que la cantidad de líquidos permitidos por las aerolíneas en el equipaje de mano es de 100ml por frasquito.

NOTA: En Japón en verano hace MUCHO CALOR, MUCHA HUMEDAD y MUCHO SOL. La crema solar de alta protección que no falte, ropa ligera y de algodón, calzado muy cómodo (deportivas de deporte, recomendado al 150%) y una mochila pequeña donde llevar lo esencial (cartera, llaves, mapa, etc) y una botella de agua BIEN FRÍA.

 

Dinero en efectivo

Puede que el gran inconveniente de Japón es que en pocos sitios se puede pagar con tarjeta.

Esto lo descubrí leyendo blogs de viajeros antes del viaje, así que decidimos llevar todo el dinero en efectivo.

Además, por lo que tengo entendido, no todos los cajeros japoneses que hay aceptan tarjetas de crédito europeas. Lo que puede suponer un gran problema en caso de necesitar dinero en efectivo de manera urgente.

Otro motivo por el que llevar el dinero en efectivo es, que la gran parte de los bancos te cobran una cantidad fija por usar la tarjeta de crédito y/o por sacar dinero en el extranjero.

CONSEJO. Para llevar el dinero en efectivo, tenéis dos opciones: cambiar Euros a Yenes en España, o esperar a llegar a Japón y cambiarlo en el aeropuerto. 

Lo cierto es que nosotros como salíamos de Budapest, decidimos cambiar el dinero en Hungría ya que hay muchas oficinas de cambio. El tipo de interés es muy bajo. Cambiar en un banco en España supone aceptar que el cambio va a ser mucho menor que el real, y por tanto, la cantidad que se recibe en Yenes es menor.

Para que os hagáis una idea, 1€ equivale a 110¥ más o menos. Hay días que vale 112¥, otros 117¥ y otros 105¥.

 

Se puede encontrar una gran cantidad de cosas a tener en cuenta antes de ir a Tokio, pero desde nuestro punto de vista, estos fueron los detalles más importantes. 

¡Me despido de vosotros hasta la semana que viene!

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: