Sin categoría

Un día en la Maragatería

¡Feliz año nuevo, personitas con el gen viajero!

Puede que llegue un poquito tarde la felicitación de año nuevo, pero como todos sabéis, ¡mejor tarde que nunca!. Los primeros días del año son caóticos, llenos de fiestas con amigos, con familia y un montón de propósitos por cumplir.

Estas semanas en León ha estado haciendo mucho frío, como viene siendo normal en el norte de España en diciembre. Y aprovechando que estoy en casa con la familia, he compaginado las horas de estudio y de descanso. En nuestros días libres, aprovechamos para conocer un poquito más de cerca la provincia en la que vivo. Visitamos la comarca de la Maragatería en la provincia de León.

 

La Maragatería

Así es como se le llama a una de las Comarcas que forman la provincia de León, y tiene Astorga como capital comarcal.

Lo cierto es que el término de maragatería no se conoce muy bien de dónde proviene.

Lo que sí se sabe es que eran comerciantes. Recorrían España vendiendo pescado procedente de Galicia, y productos que ellos mismo fabricaban (artesanales). Todo ello en una época en la que los medios de transporte y desplazamiento eran muy escasos. Incluso algunos de ellos no habían llegado a inventarse todavía. Cuando estos avances llegan a la comarca (como el tren, por ejemplo) la actividad de los maragatos se reduce y se ven obligados a asentarse de forma definitiva y a cambiar de trabajo.

 

El cocido maragato

Es una de las comidas más conocidas a nivel provincial, y es que su forma de comerlo es muy diferente.

Para una región de clima seco y con temperaturas extremas, la gastronomía es importante. El cocido maragato era (y sigue siendo) una comida esencial en la cocina de cualquier familia maragata en cualquier época del año.

En sus inicios, era la comida que se servía en aquellos días de duro trabajo en el campo, pero era la única comida que se hacía en el día.

Además, tiene una característica principal, y es que se come al revés que el cocido madrileño. En el cocido maragato se empieza por la carne y el embutido, seguido de los garbanzos acompañados de berza, para tomar por último la sopa. De postre, para quien todavía tenga hueco en el estómago, natillas con bizcocho.

He de reconocer que fue la primera vez que comía un cocido maragato. Al terminar de comer, entiendo que te sirvan el orujo para reducir la pesadez de la comida. Pero también os diré que desde las 16:00 que terminamos de comer, no tuvimos hambre hasta bien pasadas las 23:30 como pronto.

En cuanto al mejor sitio para comer este cocido, os recomiendo un mesón llamado Casa Lucinio, en Santiago Millas, León. Su número de teléfono es 987 69 11 21 y su sitio en Tripadvisor lo podéis encontrar aquí.

El precio del menú del cocido maragato es de 20€ por persona. El menú incluye todo lo que veis en las fotos. La calidad es de primera, el trato excelente y todo estaba exquisito, un auténtico manjar.

Además, el mesón se encuentra en una casa típica maragata. Tiene un patio, situado en el centro del terreno de la casa, lleno de utensilios de campo de hace décadas. Os recomiendo muchísimo que os acerquéis a echar un vistazo.

 

 

Castrillo de los polvazares

Es uno de los pueblos más importantes de la comarca de la Maragatería.

Este pequeño pueblo, mantiene toda su estructura original de un tradicional pueblo maragato. Los no residentes en él, tienen que aparcar los coches en un parking que hay en la entrada del pueblo.

Hace muchos años, los habitantes de este pueblo eran maragatos, y comerciaban con todo tipo de productos artesanales.

Hoy en día, el pueblo vive del turismo y de la artesanía. De hecho, andando por sus dos calles, podéis encontrar una gran cantidad de talleres de artesanía de todo tipo, así como de mesones especializados en el cocido maragato (los cuales tienen certificados de excelencia por Tripadvisor).

Y ahora, os dejo unas fotos del pueblo, para que los disfrutéis un poquito más de cerca.

 

Astorga

Capital de la comarca de la Maragatería, fue el primer asentamiento romano de la provincia, cuyo nombre inicial era Asturica Augusta, fue la zona donde se asentó el campamento de la Legio X Gémina.

Siendo una ciudad llena de historia y tradiciones, no podía faltar dar un paseo, a media tarde, por la ciudad y disfrutar del ambiente navideño.

Una recomendación, en la Plaza del Ayuntamiento hay un bar llamado El Pasaje, al cual os recomiendo que vayáis y pidáis un café, que suele venir acompañado de una rosquilla.

 

 

 

 

Y con todo esto, ¡me despido de vosotros hasta el próximo post!

Recordad, siempre se puede ser viajero y turista a la vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: