croacia,  europa

Zagreb (Croacia): Día 1

¡Bienvenidos una semana más, viajeros de un lugar llamado mundo!

Y es que por fin puedo dedicarme sin problema al blog durante un par de semanas hasta empezar exámenes otra vez, así que vamos a ello, con el viaje de 10 días, por 4 países con un VW Polo. ¡Comenzamos con el día uno con destino Zagreb!.

ZAGREB (CROACIA)

Cómo llegar

Antes de nada, os diré que nosotros empezamos el viaje desde Budapest, por lo que a decir verdad, nos salió todo mucho más barato que si hubiésemos empezado el viaje desde España.

Para llegar a Zagreb, decidimos ir en autobús, ya que era la forma más barata de llegar, y como os dije en el post anterior, el precio por persona fue de 15€.

El bus salía a las 6:00 desde la estación de buses de Budapest, con llegada a Zagreb (concretamente a Autobusni Kolodvor) a las 11:30 de ese mismo día. La duración del viaje fue de 5 horas y 30 minutos. La compañía con la que fuimos, Orange Ways, autobuses low cost.

Y sí, tuvimos que hacer noche en Budapest como pudimos, ya que el último tren desde Györ hasta Budapest-Keleti llegaba a las 21:20. Luego las cinco horas de sueño en el bus nos vinieron de maravilla.

IMPORTANTE: Sabed que Orange Ways SÓLO vende tickets desde su web, que se agotan con rapidez y que a veces, sobretodo en ciudades pequeñas, las paradas no son en estaciones de autobuses.

 

Alojamiento

Como os dije en el post anterior, al final decidimos alojarnos con Airbnb, ya que era mucho más barato que un hostel.

Decidimos hacer dos noches en Zagreb y poder ir a Ljubljana, Eslovenia (de la cual os hablaré en el siguiente post) todo un día sin preocuparnos de que teníamos que viajar más horas hasta la siguiente ciudad del viaje.

Reconozco que tuvimos muchísima suerte con el alojamiento, porque el piso era una auténtica maravilla, con 2 baños, WiFi, toallas, gel, champú y terraza. Además, cabíamos 5 personas sin problema y estaba cerquita del centro.

Precio final de alojamiento: 100€ por dos noches en total. Las dos noches por persona, 20€.

 

Qué ver

La gran ventaja de Zagreb es que, a pesar de ser la capital de Croacia, no es una ciudad excesivamente grande, por lo que no necesita muchos días para ser vista.

Antes de empezar a deciros aquellos sitios que visitar, tenéis que saber que Zagreb estaba dividida en dos partes: Kaptol (que era el territorio del clero) y Gradec (o Ciudad Alta, casco antiguo, en la que vivía la nobleza).

Os diré que aunque teníamos todo apuntado en el cuadernito, empezamos a andar y al final visitamos casi todo lo importante sin “darnos cuenta.

Plaza Ban Jelacic

Considerada como la plaza principal de la ciudad, se reconoce porque hay una estatua de Jelacic montado en un caballo en el centro. Se encuentra en la parte baja del casco antiguo de la ciudad.

Cerca de allí está la oficina de Turismo de la ciudad, aunque personalmente, tengo que deciros que no la llegamos a encontrar. De cualquier manera, allí os dan un mapa de la ciudad con los puntos de interés de la ciudad.

 

Iglesia de San Marcos

Se encuentra en la parte más alta del casco antiguo de la ciudad y fue construida en el siglo XIII. Se caracteriza principalmente por los blasones que tiene en su tejado, que hacen referencia al escudo de armas de Zagreb (el del castillo blanco sobre un fondo rojo) y al Trino Reino de Croacia, Eslavonia (Este del país) y Dalmacia (Sur del país).

En la misma plaza de la Iglesia, se encuentra el Parlamento croata y la Residencia Presidencial. Hay un cambio de Guardia (formada por el Regimiento Kravat de la Caballería) los fines de semana a las 12:00 y es interesante verlo y seguirlo. Nosotros no tuvimos esa suerte. 

 ¿Sabéis que la corbata que llevan es uno de los símbolos más representativos de Croacia? Y fue gracias a esta Guardia, que lleva el pañuelo al cuello, dio lugar a lo que hoy en día conocemos como corbata por la forma de anudarse.

 

Puerta de Piedra

Es la única puerta que se conserva de la muralla que rodeaba la ciudad. En su interior está  la imagen de la Virgen María con el niño Jesús.

Hay una leyenda que dice que fue la única que se salvó del incendio de 1731. Desde entonces, este hecho fue considerado como un milagro y la gente croata acude a rezar allí por amor, felicidad y salud. En las placas que hay en la pared podréis encontrar agradecimientos a la Virgen. Pasad en silencio.

 

Catedral de Zagreb

Situada en el antiguo territorio del clero, fue construida en el siglo XI, dañada por los mongoles en el siglo XIII, y después por un terremoto en el sigo XIX.

Antes de entrar en la catedral, hay un reloj colgado sobre uno de los muros que la rodean.  Anteriormente era el reloj se encontraba colgado en la fachada del edificio. 

Y al lado del reloj, hay dos picos de torres que pertenecen a la catedral. Con una de ellas veis cómo estaban las torres de la catedral antes de ser restauradas. Con la otra, ver el estado en el que estaban antes de la restauración.

La entrada en la catedral es gratuita. Es MUY IMPORTANTE que, si vais en verano, tanto hombres como mujeres, tenéis que cubriros los hombros para entrar. En el caso de que vayáis en pantalón corto y camiseta de tirantes.

 

Teatro Nacional de Zagreb

Aunque no se encuentra en pleno centro de Zagreb, es algo que merece la pena visitar. Construido en 1840, resulta que no es el único teatro nacional de Croacia, ya que en Rijeka y en Split entre otras. 

 

Archivo Nacional de Croacia

También se encuentra un poquito a las afueras del centro. 

En el siglo XVII se empezaron a recopilar los documentos de la ciudad, región y país. Por aquel tiempo los documentos no se encontraban abiertos al público, hasta que en el 1870 eso cambió, destacando los trabajos académicos. En 1914 se construyó el edificio actual.

 

Pabellón de Arte

Fue construido en 1898. Su idea de creación fue presentada en la Exposición del Milenio en Budapest en 1896 con motivo de la celebración de los 1000 años del país, Hungría.

En su inauguración asistieron unas 10.000 personas.

 

Casa del Arte croata

Situada cerca del centro, se caracteriza por ser un museo circular, formado por columnas, y en su interior se hacen exposiciones.

Callejear

Y como siempre, dar un paseo por la ciudad es una buena opción para conocer pequeños rincones. ¿Sabíais que en Zagreb está el funicular más corto del mundo? ¡Recorre 66 metros de vías!

 

Dónde comer

Lo cierto es que sólo fuimos a comer a un sitio, ya que los desayunos eran en el apartamento, y el segundo día que estuvimos alojados allí, nos fuimos de viaje a otra ciudad. Y las cenas, eran en el apartamento también: cervezas, patatas fritas y noodles. ¡Ahorrando! (cada paquete de noodles + cerveza + patatas a compartir,  no llegaría a 2€ por persona)

Y os diré una cosa muy importante: en Croacia la moneda no es el Euro, hay Kunas Croatas. 1€ = 7kn. Así que, ¡a echar cálculos cada vez que queráis pagar algo!

Medvedgrad

Está en pleno centro de la ciudad, y lo descubrimos por casualidad. En la misma calle en la que se encuentra hay muchísimos más restaurantes y tabernas. 

Cada uno de nosotros 5 pedimos una jarra de 0.5L cada una (hay mucha variedad de cerveza a elegir) por 16kn cada una, y un plato para compartir, típico croata, con su guarnición y salsa. Si no recuerdo mal (o eso pone en el cuadernito donde iba apuntando todo) se llamaba Ćevapčići es el de la foto (30kn) y croquetas (18kn).

En total, la comida-merienda nos salió a unas 26kn por persona, lo equivalente a unos 3.50€.

¡El equipo de #10days4countries1polo se despide de vosotros hasta la próxima semana, en nuestro segundo día del viaje!

 

 

NOTA: Todo el turismo que hicimos por Zagreb, ¡fue a coste cero!

 

¡Hasta la semana que viene!

 

erasmusmente, felizmente, mediterraneamente, adriáticamente

3 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: